Dictamen del Fiscal de Seguridad Vial sobre la Imprudencia Grave

Dictamen 2/2016, de 14 de julio, del Fiscal de Seguridad Vial sobre la imprudencia grave tras la reforma del Código Penal. 

          El Dictamen 2/2016, de 14 de julio, del Fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, establece 21 conclusiones para unificar la actuación de la Fiscalía en aras de lograr una efectiva protección penal de la seguridad vial, incluyendo la postura del Ministerio Fiscal ante los supuestos que se dan en el nuevo baremo donde caben varias interpretaciones.

         Tiene gran interés el análisis de los nuevos conceptos de imprudencia grave y menos grave de los artículos 142 y 152 del Código Penal tras la reforma operada por Ley Orgánica 1/2015. Señala el Dictamen que no procede revisar las sentencias condenatorias por delitos de homicidio o lesiones, ya que la reforma no ha modificado la imprudencia grave.

         La incoación del proceso penal es de gran importancia económica para las víctimas de accidente de tráfico, ya que mientras dura el proceso se encuentran tuteladas por el régimen de la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, debiendo por ello llevarse a cabo una investigación exhaustiva.

         La Fiscalía apreciará imprudencia grave en determinadas maniobras de tráfico, que pasa el Dictamen a especificar:

-          Adelantamientos con grave vulneración de las prohibiciones del artículo 37 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (LTSV), sobre todo cuando existan señales verticales o marcas viales de la prohibición.

-          Excesos de velocidad que constituyen infracción grave o muy grave de los artículos 76.a) y 77.a) de la LTSV, cuando resultan determinantes de la producción del resultado.

-          Marcha atrás en autopistas y autovías.

-          No detenerse ante una señal de stop o un semáforo en rojo, debiendo estar suficientemente probado, con un informe técnico policial fundado.

Deja un comentario