El Plan PIVE-2

El Plan PIVE (al que ya nos referimos aquí) tenía como objetivo sustituir 75.000 vehículos antiguos con las mismas unidades de vehículos nuevos o con menos de un año de antigüedad, agotándose sus fondos en tan solo 3 meses de operación, lo que indica la excelente acogida de la iniciativa.

El 1 de febrero de 2013, se publica en el BOE la  Resolución de 31 de enero de 2013, de la Secretaría de Estado de Energía, por la que se publica la de 30 de enero de 2013, del Consejo de Administración del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, por la que se establecen las bases reguladoras de la segunda convocatoria de ayudas del «Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE-2)»

Las previsiones del mercado en el primer semestre de 2013 reflejan todavía la intensidad de la crisis y hacen recomendable mantener o potenciar este tipo de medidas. Sin embargo, para garantizar el éxito de esta nueva convocatoria, se llevan a cabo las siguientes modificaciones sobre la primera convocatoria del Programa:

  • Los vehículos de ocasión (usados de menos de un año) dejan de figurar como vehículos objeto de apoyo, y se incluyen los modelos de menor consumo absoluto, ampliando su clasificación energética.
  • Se incluyen aquellos modelos con mayor capacidad de transporte de personas (más de cinco plazas), también con una mayor amplitud en su clasificación energética y se aumenta el importe de la ayuda pública para la adquisición de estos vehículos, así como el límite en el precio de adquisición, siempre que se acredite la condición de familia numerosa por parte del potencial beneficiario.
  • Se modifica el proceso de solicitud de las ayudas para facilitar la tramitación y gestión, pero siempre aprovechando la experiencia adquirida en el Programa PIVE.

Objetivo: Retirar de la circulación hasta un máximo de 150.000 vehículos con más de diez o de siete años de antigüedad según se trate, respectivamente, de vehículos de la categoría M1 o de la categoría N1.

Vigencia: Se inicia el 4 de febrero de 2013 y se extenderá durante 12 meses, o bien hasta que se haya agotado la nueva partida presupuestaria de 150 millones de euros. Por tanto, será necesario que el vehículo viejo se de de baja y se achatarre dentro de dicho periodo.

Cuantía: 2.000€ como mínimo. El IDAE aportará la cantidad de 1.000€, mientras que el fabricante descontará como mínimo 1.000€ en la factura de compra del nuevo vehículo. En el caso de turismos que superen las 5 plazas, y sólo para el caso de solicitantes integrantes de familias numerosas, el descuento total que deberá figurar en la factura con cargo al programa será, como mínimo, de 3.000 euros.

Para una mejor comprensión de las diferencias entre el PLAN PIVE y el PLAN PIVE – 2 se recomienda consultar la página del IDAE

Deja un comentario