LA UE ELIMINA LA AUTENTICACIÓN DE LOS DOCUMENTOS OFICIALES

El 9 de junio de 2016 el Parlamento Europeo aprobó un Reglamento que tiene como fin la reducción de costes para aquellos ciudadanos que tengan que presentar un documento público en otro Estado miembro. Hasta ahora, se precisaba una estampilla para demostrar la autenticidad de los documentos públicos, desapareciendo esa tramitación con el nuevo Reglamento.

Las novedades relativas a los procedimientos burocráticos que contempla el Reglamento son las siguientes:

1.- Los documentos públicos emitidos en un Estado miembro deben ser aceptados como auténticos en otro Estado miembro sin necesidad de llevar una estampilla de autenticación o apostilla.

2.- Los ciudadanos no tendrán que facilitar una copia compulsada o una traducción jurada de los documentos públicos, pudiendo utilizar un formulario multilingüe.

3.- En aras de evitar el fraude, si la autoridad receptora tiene dudas fundadas sobre la autenticidad de un documento público, podrá comprobar esa autenticidad ante la autoridad de expedición a través del Sistema de Información del Mercado Interior (IMI).

El ámbito de aplicación del Reglamento es amplio, pues afecta a numerosos documentos públicos: nacimiento; el hecho de que una persona está viva; defunción; nombre; matrimonio; divorcio, separación legal y anulación del matrimonio; unión de hecho registrada; cancelación del registro de una unión de hecho, separación judicial o anulación de una unión de hecho registrada; filiación; adopción; domicilio o residencia; nacionalidad; ausencia de antecedentes penales; derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales y al Parlamento Europeo.

El Reglamento, que será publicado en los próximos días, establecerá un plazo de dos años y medio a partir de su entrada en vigor para que los Estados miembros adopten las medidas necesarias para su correcta aplicación.

Deja un comentario