El Tribunal Supremo aclara la unidad de referencia del despido colectivo

La sentencia del Tribunal Supremo 848/2016, de 17 de octubre, determina la unidad de referencia que hay que tener en cuenta para distinguir si un despido es colectivo o individual, y por tanto si se debe aplicar el procedimiento previsto para el despido colectivo (comunicación, apertura del periodo de consultas, negociación, etc.). El caso examinado es el de una empresa que cuenta con un total de 3.100 empleados en distintos centros de trabajo.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de fecha 21 de mayo de 2015, objeto de recurso, señalaba que las extinciones que afectaron a un centro de trabajo que contaba con 77 trabajadores eran nulas al tratarse de despido colectivo. En su razonamiento sigue lo dispuesto por la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que considera contraria a la Directiva 98/59 una normativa nacional que introduce como única unidad de referencia la empresa y no el centro de trabajo, cuando la aplicación de dicho criterio tiene como consecuencia obstaculizar el procedimiento de información y consulta de la Directiva.

El Tribunal Supremo confirma la sentencia del TSJPV y añade que se consideran despido colectivo no solo las situaciones en las que las extinciones de contratos superen los umbrales del art. 51.1 del Estatuto de los Trabajadores en la totalidad de la empresa, sino también aquellas otras en las que se excedan dichos umbrales afectando a un único centro de trabajo que emplee habitualmente a más de 20 trabajadores, como ocurre en el supuesto examinado.